“Dias de la fiebre de Oro y la República de California”

La pequeña nutria de mar, conocida por su hermosa piel atrajo a mucha gente a California. Los Rusos estaban dedicados al negocio de pieles, así que ellos establecieron una Colonia en Alaska donde los animales de pieles preciosas eran abundantes. Ellos tenían mucha dificultad en proveér comida para la colonia porque ésta se encontraba muy lejos.

El líder de la colonia de nombre Baranov  ayudó a establecer otra colonia en California en Fort Ross ( El Fuerte Ross ) treinta millas al norte de San Francisco, para poder proveér a Alaska de granos y vegetales. Después de 1815 el gobierno Ruso prestó muy poca atención a esta colonia y ella no prosperó.

En 1841 John Sutter, un emigrante Suizo en California compró el ganado, armas y equipo a los Rusos que se regresaban a Alaska. No mucho ha quedado que demuestre que los Rusos estuvieron aquí, excepto unos cuantos nombres como Fort Ross ( El Fuerte Ross ) y The Russian River.

-John Sutter-

Jededíah Smith fué un cazador de animales de pieles ( Trapper ), quién juega un papel importante en la historia de California. Estos cazadores de pieles ( Trappers ), cruzaron las altas montañas den- tro de California para obtener pieles. Tan temprano como  1826 Smith visitó San Gabriel Mission ( La Misión de San Gabriel ). El fué el primer Americano en venir por tiera por eso los padres de

 

la Misión se sorprendieron mucho al verlo. Cuando  Smith regresó al Este, él le contó a otros cazadores de pieles acerca de California y estos comen-

zaron a hacer viajes hacia aquí para atrapar animales de pieles preciosas.

 

 

Estos cazadores cuando regresaron a sus hogares contaron tán intersantes historias acerca de California con sus grandes bosques y clima perfecto que esto animó a Pioneros a probar suerte aquí. Ellos también escucharon que era posible obtener una concesión de tierra del gobierno Mexicano por una cuota muy pequeña. No había transportación; así que ellos empacaron sus cosas y comenzaron a viajar por tierra en vagones cubiertos. El camino era largo y pesado  con el temor siempre presente de los indios y el hambre. Solo los valientes y los fuertes pudieron soportar las penalidades de los muchos meses de duro viaje.

 

Uno de los viajeros a pié fué el grupo Donner. Después de dejar el Gran Lago Salado ( The Great Salt Lake ), ellos se encontraron con muchos infortunios y penalidades. Cuando el cansado grupo alcanzó las montañas de Sierra Nevada ( Sierra Nevada Mountains ), ellos descansaron por unos cuantos dias en las márgenes del  Rio Truckee ( Truckee River ). La gente y los animales estaban demasiado cansados y hambrientos. Ellos acamparon al lado de un lago el cual es llamado ahora Donner Lake ( El Lago Donner ).

Una anticipada tormenta se desató y sepultó las montañas bajo la nieve, por lo tanto el grupo decidió pasar el invierno ahí. Ellos estaban realmente a corta distancia del Fuerte Sutter ( Sutter’s Fort ), pero ellos no pudieron llegar a él antes de que la tormenta empezara.                                                          (Monumento a los Pioneros)

Ellos construyeron unas cuantas chozas de troncos y  cabañas de ramas. La nieve se tornó cada vez más honda hasta que ya no hubo esperanza de escape. El abastecimiento de comida se hizo tán escaso que muchos murieron de hambre. Otros trataron de llegar al

Valle de Sacramento ( The Sacramento Valley ).

Cuando la Primavera arribó, mas de la mitad de la gente había muerto. En la actualidad un monumento en memoria de los valientes Pioneros se yergue cerca del bello lago Donner  ( Donner Lake ).

Otro importante hombre en los dias de los Pioneros de California fué el Capitán Sutter quién vino de Suiza y se estableció en el Valle de Sacramento en una concesión de tierra por parte del Gobierno Mexicano. Muchos viajeros que venían a California, paraban aquí para comer y descansar. Su rancho se convirtió en la meta de muchos viajeros americanos a los cuales él les daba siempre una calurosa bienvenida. Antes de la Fiebre de Oro él tenía un rancho bastante grande de cultivos y se había convertido en un hombre muy rico.

Uno de los primeros exploradores fué John Charles Fremont, un apuesto e intrépido Oficial del Ejército. El escribió historias y reportajes de sus viajes, las cuales fueron ampliamente leídas en el Este. El gobierno lo envió él a California para hacer mapas de los caminos sobre las montañas y pasajes hacia la costa. Mas tarde cuando California se convirtió en un Estado de la Unión Americana, él fué uno de nuestros primeros Senadores de Los Estados Unidos. A Fremont le debemos sus exploraciones  y el   haber abierto la ruta  para miles de emigrantes. El también le dió el nombre de Golden Gate a la entrada a la Bahía de San Francisco.             

Para 1845 muchos americanos habían llegado a California. Las condiciones políticas estaban muy lejos de asegurar un buen Gobierno. Parecía como si California muy pronto se separaría de México a establecer una República Independiente, unirse a Los Estados Unidos o convertirse en parte del Imperio Británico. Los Estados Unidos hizo varios intentos de comprarle California a México, pero México se opuso rotundamente a vender.

Finalmente algunos americanos en California dirigieron una revuelta en contra del Gobierno. Esta fué llamada “The Bear Flag Revolt” ( La Revuelta de la Bandera del Oso ).

Los hombres hicieron una bandera de una muselina desteñida de tres pies de ancho y cinco de largo. En ella había un oso gris, una estrella de cinco picos y una tira de franela roja en la orilla de abajo y las palabras:  República de California.

El oso era un símbolo de fuerza. La bandera original izada en Sonoma fué destruida en el incendio de San Francisco en 1906. La bandera del oso fué mas tarde adoptada como la bandera del Estado de California y esa es la razón por la cual la vemos ondear en las Escuelas y edificios gubernamentales.

John Fremont estaba en California marcando veredas en el tiempo de la revuelta de la Bandera del Oso ( The Bear Flag Revolt ). Después de la revuelta Fremont tomó el Comando de las Fuerzas Militares. Después de muchas batallas, se corrió la voz de que Los Estados Unidos y México estaban en Guerra. Y que la Fuerza Naval Americana bajo el mando del Comodoro Sloat había tomado Monterey la Capital. Fremont entonces entró al servicio activo como un Oficial del Ejército de Los Estados Unidos. Fué él y el General Pico quienes firmaron el tratado de Cahuenga en el cual California se rindió a la Fuerzas inmensamente superiores de Los Estados Unidos. Este acontecimiento histórico tuvo lugar en los alrededores donde actualmente se encuentra Universal City.

La vida de la República de California fué corta porque la Guerra entre México y Los Estados Unidos se declaró. Al final de esta Guerra México tuvo que entregar a Los Estados Unidos lo que es ahora California, Arizona, Nevada y parte de Utah y New México.

La Guerra con México terminó en 1848, justo después de que John Marshall, quién estaba construyendo un Molino para  John Sutter, descubrió oro en un rio cerca del Molino. Él y Sutter intentaron guardar la noticia en secreto, pero ésta se regó inmediatamente como el fuego.

Todos se apresuraron a venir a California a excavar para sacar oro. Cuando la noticia se regó en San Francisco, los periódicos pararon sus publicaciones. No habían trabajadores ni subscriptores. Todos se habían marchado a excavar por oro. En el Puerto de San Francisco las tripulaciones abandonaron sus barcos. Aún los soldados se desertaron del Cuartel. El descubrimiento del oro cambió toda la historia de California. En unos cuántos meses cambió de una subdesarrollada ciudad a una ciudad de activos Campos Mineros. Durante la fiebre de oro de 1849, Cien mil personas vinieron aquí. Habían buenos y malos, educados e ignorantes, ricos y pobres. Muchos se volvieron ricos; otros permanecieron para buscar otras oportunidades en esta maravillosa tierra. No habían hoteles ni casas para hospedar a tanta gente, en su mayoría hombres. Un hotel, el cual era meramente una tienda de campaña, colectaba $40,000 en renta anualmente. Durante la estación lluviosa las calles de San Francisco eran lagos de lodo. Por aceras fueron colocados barriles de madera vacíos a uno o dos pies de distancia el uno del otro para que la gente pudiera brincar de un barril a otro. Cuando la camisa de un hombre se ponía sucia, él la tiraba a la basura y se compraba otra, pues era demasiado caro enviarla a la lavandería. Algunas veces los hombres enviaban su ropa sucia por barco hacia China para ser lavada. Los precios eran extremadamente altos. La renta de un cuarto costaba $1,000 al mes. Un pastel hecho en casa costaba $.10.00, una libra de frijol $5.00.

En 1848, solamente 15,000 personas vivían aquí, pero en 1850 nosotros tuvimos mas de 100,000. Estos hombres vinieron a excavar por oro. Ellos fueron llamados : “Forty Niners” ( “Cuarenta y nueves” ). Mientra esta gente viajaba a través del país hacia California en sus vagones cubiertos, ellos cantaban:

–“Oh! California,

That’s the land for me.

I’m Off to Sacramento

With my washbowl on my knee.”

Con washbowl ellos querían decir el plato que ellos usaban para lavar el oro de la arena. Como ironía del destino el pobre John Sutter en cuya tierra el oro fué descubierto, tuvo solo desgracias y calamidades. Sus poseciones fueron robadas por la muchedumbre, sus campos abandonados y aún su derecho al título de sus tierras en disputa. Finalmente, murió en la pobreza, pero vivió lo suficiente para ver a Sacramento convertido en un ruidoso pueblo minero.

En Septiembre 9 de 1850 California fué admitida en la Unión como el trigésimo primer Estado. Entró como un estado libre, lo que significaba que era ilegal tener esclavos. El 9  de Septiembre se celebra como el “Dia de Admisión”. En 1861 la Guerra entre los estados comenzó. California estaba tán lejos del Este que muchos se mostraron indiferentes hacia la Unión. Thomas Starr King, un ministro quién había venido  aquí buscando salud, estaba determinado a que nuestro estado (California) permaneciera leal a la Unión. El murió por exceso de trabajo, pero vivió hasta ver que California apoyaba la Unión. De sus minas California puso oro dentro de la Tesorería de  Los Estados Unidos para mantener la Guerra. Después de que tanta gente se estableció en California, ellos se dieron cuenta que necesitaban mas rápida comunicación con el Este.

Le tomó mucho tiempo al correo viajar de una a otra parte del continente. La gente del Estado se sentía  aislada y la distancia hacía más difícil hacer negocios con el Este. El Pony Express ( El Caballito Espreso ) había sido organizado para llevar el correo. Un jinete experto llevaba el correo mas o menos setenta y cinco millas y luego él era relevado por otro jinete que lo llevaba más lejos aún. Cada veinticinco millas había una estación para proveér al jinete de un caballo fresco. Todo esto era muy caro porque solo veinticinco libras de correo  podía llevar el jinete en cada viaje. Por lo tanto el Pony Express fué una total pérdida financiera.

Todos pensaban que el ferrocarril era necesario pero  le tomó a unos cuantos hombres emprendedores y con visión organizar y financiar la construcción de la vía ferroviaria. Un Ingeniero llamado Theodore Judah fué el hombre que tuvo el sueño y trazó los mapas de los pasajes por las montañas. El cruzó las sierras veintitres veces antes de encontrar una buena ruta para el ferrocarril. Judah interesó a cuatro hombres en su plan; Leland Stanford, Collins P. Huntington, Mark Hopkins y Charles Crocker. (…)

Se cuenta que estos cuatro hombres se sentaron al rededor de una estufa en la parte de atrás de una ferretería y ahí planearon  la ruta ferroviaria. Theodore Judah, quién había sido el de la idea original, no pudo ver su sueño realizado, pues enfermó de fiebre amarilla y murió antes de que la ruta fuera construída.

- Theodore Judah -

¡Fué una gran competencia! – Cada Compañía quería construir más rápido que la otra. El trabajo tuvo que ser hecho a mano. Buffalo Bill fué contratado para cazar búfalos para proveér de carne a las cuadrillas de trabajadores. Miles de jornaleros fueron importados de China para ayudar con el trabajo.

La construcción de la ruta ferroviaria San Fransico del Este, fué un trabajo terrífico porque ellos tuvieron que cruzar las altas montañas y los derrumbes de nieve sepultaban el trabajo ya hecho y a los hombres. Por tiempos pareció imposible terminar la taréa. Finalmente en1869 las dos rutas ferroviarias se encontraron en Promontory Point, Utah, uniendo el Este y el Oeste por tren. Un Clavo de oro traído de California fué clavado en el punto de reunión.

Hoy en dia nosotros tenemos muchos nombres que nos recuerdan a estos magníficos constructores. Tenemos a Leland Stanford University, fundada en memoria de su hijo que murió mientras viajaba por Europa. En San Francisco tenemos el Mark Hopkins Hotel y Crocker Street. Aquí en el Sur nosotros tenemos The Huntington Library and Art Gallery.

( La Biblioteca y Galería de Arte Huntington ). Estos famosos hombres fueron altamente responsables por la grandiosa expansion oeste de nuestra nación.

2 thoughts on ““Dias de la fiebre de Oro y la República de California”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>