“ESE LLANTO MIO”

¡Tánto llanto derramado

por aquel pérfido amor!

las lagrimas se han secado,

gotas fueron de dolor.

Escupí mi sentimiento

por los ojos, con razón,

canción sin acompañamiento,

lamentos del corazón.

Luego mi ser quedó inerte

sin la queja, ni el lamento,

en espera de su suerte…

del martirio, del tormento.

¡Qué despiadada tortura!

dolencia infinita del alma

que va en pos de la locura

en un mar de ausente calma.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>