“LAS FLORES MARCHITAS”

¡Oh, qué tristeza me causa ver las flores marchitas!

esas rosas que un dia en plena lozanía,

quizás en trémulas manos de amante enternecido,

dieron dulce esperanza a la amada que hoy llora

y al cielo humilde implora el amor que nunca alcanza.

Inerte yace el ramo de flores deshojadas,

en un lugar que nadie podría imaginar..

y es que el ingrato destino, siempre elije el camino

del final de las cosas que un dia fueron hermosas

y nos brindaron dicha, placer y bienestar.

En florero inusitado quedó el ramo maltratado

en cuyas secas rosas mi vista se fijó…

el pánel polvoriento de un auto abandonado

marcó el final destino, quizás de un desatino

o apasionada entrega de algún sublime amor.

Yo no podría decir si mi pena es mas doliente

o más grande mi tristeza, la vida pronto se acaba

y se apaga la belleza; las penas y desengaños

van desojando los años, como los enamorados

deshojan las margaritas…

¡Oh, qué tristeza me causa ver las flores marchitas!

One thought on ““LAS FLORES MARCHITAS”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>