EL GAVILAN Y LA PALOMA

Un gavilán que volaba

sobre el techo de un ranchón,

vió con gran satisfacción

y escuchó la algarabía

que al posarse sobre él,

con sonidos a granél

la parvada producía…

las palomas de castilla.

Con sigilo se acercó

pués deseaba ser cortés

y sin mostrar interés,

con voz melosa les dijo:

Bienvenidas aves bellas,

preciosísimas doncellas

de los valles y las lomas,

salúdoos, mis cién palomas.

No somos cién respondió

la más valiente de todas;

somos únicamernte nosotras,

las que somos, no otras,

mas la mitad de todas,

mas la cuarta parte de las que somos…

y agregándolo a usted dentro del clan,

entonces sí seríamos cién,

Señor Gavilán.

Querido lector, ¿Cuántas somos?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>